El 75% de los españoles nunca ha tenido un compañero de trabajo con discapacidad | Corresponsables.com España

El 75% de los españoles nunca ha tenido un compañero de trabajo con discapacidad

24-04-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La Fundación Adecco ha encuestado a 800 trabajadores, entre 18 y 66 años, con el objetivo de evaluar el grado de inclusión y de normalización de la discapacidad en la sociedad contemporánea, identificando factores que perpetúan la discriminación y lastran el avance hacia una sociedad libre de barreras.

Fruto de sus respuestas, la entidad ha elaborado el informe “Discapacidad y Relaciones Sociales”, cuyos principales resultados se exponen a continuación.
 

Del enfoque paternalista al empoderamiento

A comienzos del siglo pasado, la discapacidad se percibía desde una óptica eminentemente asistencialista: se crearon los primeros centros de Educación especial, desde una perspectiva paternalista que reforzaba la dependencia y las actitudes de discriminación. En la segunda mitad del siglo XX comenzaron a forjarse lobbies y asociaciones de personas con discapacidad que se unieron para defender sus derechos, lo que supuso una diferenciación clave con respecto a la etapa anterior.

Sin embargo, no fue hasta 1982 cuando se produjo un punto de inflexión decisivo, con el nacimiento de la primera legislación para amparar los derechos de las
personas con discapacidad: la LISMI (Ley de Integración social del minusválido, hoy Ley General de la Discapacidad), estableció la obligatoriedad de incorporar un porcentaje de trabajadores con discapacidad no inferior al 2%, en las empresas de más de 50 trabajadores, entre otras cuestiones.

En la entrada del tercer milenio, comienza abandonarse esta perspectiva asistencial y paternalista para evolucionar hacia un nuevo enfoque, en el que la persona con discapacidad cuenta con habilidades, competencias y potencial, si se le brindan los apoyos necesarios. Un cambio cultural en el que seguimos inmersos.

Para que este cambio de mentalidad se acelere -y concluya- con prontitud, es fundamental la implicación e involucramiento de todos los actores sociales, empezando por los propios ciudadanos.

Lea todo el informe aquí.