Los desafíos de BBVA para 2018 | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Financiero

Los desafíos de BBVA para 2018

04-01-2018



Cerrar el calendario del año pasado y empezar uno nuevo significa hacer balance de los logros pero también fijarse nuevos propósitos y retos. Así lo ha hecho BBVA, cuyos desafíos para 2018 ponen la vista en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y para avanzar en temas de gran relevancia como la financiación responsable o la transformación digital.

2017 ha sido un año importante para BBVA en la promoción de una financiación sostenible y con impacto social. La entidad financiera ha entregado préstamos verdes a Iberdrola, Acciona y la Comunidad de Madrid y se prepara para, en 2018, seguir preparando soluciones financieras sostenibles tanto en bonos como préstamos ya que estamos ante un mercado incipiente pero en crecimiento.

Gestión de riesgos

Aplicar los principios de la financiación sostenible requiere investigación, innovación y búsqueda de soluciones en materia de gestión de riesgos. “En BBVA, estamos definiendo un nuevo Marco Ambiental y Social para integrar estas nuevas amenazas emergentes en nuestra evaluación de riesgos, pero también para promover el desarrollo de las grandes oportunidades de negocio que ofrece la financiación sostenible”, comentó Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, durante su intervención en la European Banking Summit 2017.

BBVA está dando pasos importantes en este sentido. Recientemente se incorporó a un grupo piloto formado por 16 bancos que, tutelado por United Nations Environment Programme – Finance Initiative (UNEP FI), trabaja en la implementación de las recomendaciones de la Task Force on Climate Related Climate Disclosures (TCFD) creada por el Financial Stability Board (FSB). Durante los dos próximos años, este grupo se encargará de analizar cómo afectará el calentamiento global del planeta al negocio bancario. Los bancos implicados se centrarán en el análisis de los riesgos físicos (los que están asociados directamente al cambio climático) y los de transición (cambios regulatorios, tecnológicos o sociales) y, a partir de ahí, evaluar cómo se pueden integrar en sus modelos de riesgos.

BBVA ya ha fijado su plan de acción para adecuar su gestión de riesgos y publicar la información requerida por las recomendaciones de la TCFD en áreas como gobernanza, estrategia, gestión de riesgos, métricas y objetivos.

Reporting y Big Data

En 2017 se daba a conocer el Real Decreto sobre información no financiera de grandes empresas, debido al que las compañías están obligadas a incrementar la información no financiera de sus informes de gestión y ampliar el contenido exigido en sus informes anuales de gobierno corporativo. Esta nueva obligación, y cómo aplicarla, será otro de los grandes temas del nuevo año en materia de RSC. En este sentido, BBVA está trabajando en aplicar la nueva directiva y ampliará su información financiera y no financiera correspondiente a 2017.

Por otra parte, y consciente de las inmensas posibilidades que ofrece el Big Data, la entidad financiera contempla opciones de negocio para particulares que aúnen ‘big data’, medio ambiente y responsabilidad social. En el mercado ya hay ejemplos, como la startup UP4DATA, que ha pasado por el programa de Empleo Digital de la Fundación Telefónica y ha desarrollado una herramienta de ‘business intelligence’ y ‘big data’ que se puede aplicar a la responsabilidad corporativa de las empresas para hacer mediciones.

En conclusión para BBVA, “el objetivo para 2018 es claro: seguir contribuyendo desde el sector financiero a la construcción de un mundo mejor donde todas las personas tengan las mismas oportunidades”, manifiesta el banco mediante comunicado.

Comentarios