El reto de la transformación. Adelante las empresas con ADN responsable | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  PYMES
Sectores:
 Asociaciones y Colegios Profesionales

El reto de la transformación. Adelante las empresas con ADN responsable

05-01-2018



Hace casi una década nació SERES en un contexto de cambio y en un mundo conectado en tiempo real. En este último año seguimos afrontando el reto de la transformación de las corporaciones, con el foco siempre puesto en las personas. En un entorno claramente interconectado, las organizaciones pierden capacidad de controlar directamente y de forma unívoca el resultado de su intervención. Sociedades altamente informadas, entornos de negocio VUCA (volátiles, inciertos complejos y ambiguos) con ciudadanos que navegan entre la incertidumbre de los acontecimientos y la información son denominadores comunes en el entorno empresarial. Es lógico pensar que las compañías no pueden crecer ni ser competitivas en una sociedad, que se empobrece económica y socialmente. Esto nos obliga a replantear los tradicionales mecanismos de actuación, revisar determinados paradigmas y analizar desde una perspectiva más global el impacto de la intervención.

La propuesta de valor de las compañías ya no es la misma que hace años. Las estrategias de la relación de la empresa con la sociedad están experimentando una evolución progresiva. Cada vez, resulta más habitual ver el paso hacia la visión global de las corporaciones, la redefinición de colaboración de las industrias en oportunidades de desarrollo global y el nacimiento de alianzas estratégicas con otras organizaciones. Es imprescindible que la inclusión del compromiso social tome peso en el propósito de la compañía y el foco esté en las personas.

En este sentido, cada vez se está poniendo más esfuerzo en comunicar y trasladar el impacto del trabajo de las fundaciones. En SERES, ya hemos empezado a recorrer este camino. El informe del impacto social de las empresas SERES-Deloitte, mide, analiza y evalúa la contribución real agregada de las empresas a la sociedad. Entre otros datos, cabe destacar que, el alcance de la actividad en materia de RSE de las empresas, cuenta con una inversión de más de 712 millones de euros en RSE, favorece a 31,4 millones de personas, de los cuales, 18 millones son beneficiarios directos, un 21% más que en el ejercicio anterior. Destaca, además, la inversión económica en proyectos desarrollados en España, que este año ha aumentado un 22% con respecto al año anterior, alcanzando los 439 millones de euros; así como el área al que las empresas han orientado sus esfuerzos: de los 8.221 proyectos de RSE emprendidos durante 2016, un 67% está destinado a la cobertura de necesidades sociales.

Por otro lado, creo que merece la pena poner en valor el esfuerzo de la colaboración entre los distintos agentes sociales. Este tipo de retos supone que cada vez es más necesaria la colaboración de los agentes implicados. Un claro ejemplo son la forma de abordar los ODS, que con un enfoque multi-stakeholder, conceden un papel preponderante al hecho de que los actores tradicionales de desarrollo—agencias, ONG y gobiernos— por sí solos no pueden conseguir objetivos tan vastos, lo que ha dado paso a la necesidad de alianzas, sobre todo con el sector privado y la sociedad civil. Los ODS, con independencia del perfil de cada empresa, suponen una oportunidad única, para trabajar estratégicamente en actividades que estén vinculadas directamente con el núcleo del negocio, favoreciendo que las acciones que se realicen tengan un alto impacto y sean sostenibles (perduren en el tiempo).

Con la mirada puesta en 2018, diría que la única manera de crear valor de forma responsable en las compañías es que forme parte de  su día a día y ofrezca los mecanismos, para crear clientes y sociedades satisfechas. Esto es una garantía de equilibrio y éxito a largo plazo por el que afortunadamente cada vez más empresas están apostando. En SERES defendemos la transformación de la realidad empresarial para alcanzar una sociedad mejor. Una especie de conexión entre progreso social y económico. Somos 140 empresas que afrontamos el reto de la transformación de las corporaciones. Nuestro foco lo ponemos en las personas. Tras 8 años, el balance no puede ser más estimulante. Respondemos al desafío de sentar en la misma mesa sociedad y empresa para crear y compartir valor.

Comentarios