Nuestros cambios sostenibles | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Energía e Infraestructuras

Nuestros cambios sostenibles

23-11-2017

Los últimos 5 años han sido especialmente intensos en avances en materia de sostenibilidad, tanto a nivel público como privado. Gas Natural Fenosa, como compañía comprometida con el desarrollo sostenible, ha venido incorporando y aplicando múltiples cambios en su forma de hacer las cosas durante los últimos años.

La preocupación por el Cambio Climático es uno de los aspectos más relevantes para la compañía, por su condición de emisor relevante de CO2. Año tras año la empresa, renueva y adapta sus procesos para reducir sus emisiones. También está apostando fuertemente -y así lo contempla el Plan estratégico- por la inversión en renovables. Los pilares principales de la gestión medioambiental de la compañía se centran en el aire, agua, biodiversidad y economía circular.

En el ámbito de la innovación sostenible, se han desarrollado múltiples proyectos relacionados con Smart home, movilidad sostenible, Smart grids y generación distribuida. Gas Natural Fenosa ha realizado una importante inversión en proyectos de movilidad sostenible, con proyectos para transporte marítimo, ferroviario, camiones y vehículos particulares y está desarrollando una red de estaciones de gas para crear un corredor en España y en Europa.

La digitalización de la relación con el cliente es una realidad y no solo facilitando canales online para la gestión de los servicios que se ofrecen, sino creando plataformas que permiten interactuar bidireccionalmente con el cliente. Aplicaciones como “Yoleogas”, el desarrollo de los contadores inteligentes o la atención personalizada de community managers, mejoran la interacción digital con el cliente.

Una de los cambios más destacados ha sido el auge de la inversión socialmente responsable. Así, desde el año 2012, las áreas de Relación con Inversores y de Sostenibilidad, se comenzaron a realizar en “road shows” específicos con inversores y analistas ESG en plazas como París, Londres, Zurich o Ámsterdam. También participamos en procesos de Engagement, a través de los cuales, se mantienen reuniones para resolver dudas y consultas que les surgen sobre determinados asuntos sociales, ambientales y de buen gobierno.

Desde 2012 hemos desarrollado un Plan de Seguridad y Salud, que ha implicado un gran cambio en la cultura empresarial, consiguiendo un compromiso firme con la seguridad y salud, que se ha traducido en una reducción considerable de todos los indicadores relevantes (frecuencia y gravedad de accidentes, tasa de absentismo, días perdidos, índice de incidencia, accidentes con baja, etc…) Así mismo, en 2013 comenzó la implantación de un sistema de compras responsables y un nuevo modelo de clasificación de proveedores que evalúa y audita a los proveedores en aspectos ESG.

Se ha producido un cambio tecnológico en la universidad corporativa, orientada a fomentar el liderazgo, potencial el talento y crear una formación adaptada a las necesidades individuales de cada empleado y se han afianzado las prácticas de diversidad.

En 2013 se comenzó a desarrollar proyectos de impacto social, siendo el primero de ellos el proyecto de Bujagali en Uganda. Este mismo modelo se ha adoptado en varios proyectos más en México, Costa Rica, Kenia y Chile, con el objetivo de extenderlo paulatinamente a todos los proyectos que desarrolle la compañía. El proyecto consiste en el desarrollo de mejoras  en la comunidad local, creando lo que denominamos valor compartido. Los proyectos que se desarrollaron y que actualmente siguen en vigor están relacionados con la formación de profesionales, salud y prevención, acceso a la educación y programas de compras locales y la financiación para la compra de kits solares para las personas de los pueblos que viven alrededor de la central.

Así mismo, una de las líneas de acción prioritarias ha sido el Plan de Vulnerabilidad energética en España, cuyo objetivo es proteger a aquellos consumidores que los servicios sociales de las administraciones públicas consideran en situación de vulnerabilidad energética, evitando el corte de suministro. Este Plan abarca al 93% del territorio donde la compañía opera e incorpora acuerdos con entidades como Caritas o Cruz Roja y la actuación de voluntarios de la compañía en la mejora de la eficiencia energética de los beneficiarios.

En el apartado de buenas prácticas en Integridad y Transparencia, la compañía ha desarrollado una política de DDHH, aprobada en 2011, una política Anticorrupción, una política de Prevención Penal, una política de atenciones empresariales y un código ético del proveedor.

A lo largo de 2016, Gas Natural Fenosa ha desarrollado un Plan de Sostenibilidad que recoge 39 las líneas de acción y 178 acciones para cada uno de los compromisos de la política de responsabilidad corporativa aprobada por el Consejo de Administración. Estableciendo una serie de indicadores de seguimiento cuya supervisión recae en este órgano de dirección.

En la esfera pública, lo más destacado fue la publicación del Código de Buen Gobierno de la CNMV en 2015, que ha dado un gran impulso a la responsabilidad corporativa, ya que la supervisión de todos los asuntos relacionados con la sostenibilidad recae en el Consejo de Administración de la compañía. En este sentido, y siguiendo el Código, el Consejo de Gas Natural Fenosa ha delegado estas responsabilidades en la Comisión de Nombramientos y Retribuciones. También es de destacar la Directiva de Información no financiera de la Comisión Europea y la reciente aprobación del Plan de Empresa y Derechos Humanos por parte del gobierno.

Comentarios