Por otros 314.000 | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

Por otros 314.000

05-12-2017
Beatriz del Río, coordinadora del Programa Talento Que Impacta de la Fundación Hazloposible



Hay una fecha en el calendario que en el Tercer Sector celebramos con especial ilusión. Un día en que los protagonistas son miles de personas anónimas que actúan con su tiempo, competencias y conocimientos para impulsar cambios en la sociedad de forma altruista. Ese día es hoy, 5 de diciembre, el Día Internacional del Voluntariado.
                                        
Es inevitable que este día nos invite a reflexionar sobre cómo ha evolucionado el voluntariado en estos últimos años. Este ejercicio de reflexión nos ayuda a tomar perspectiva y nos permite dibujar qué escenario nos encontraremos en los años venideros.
                                
Si echamos la vista atrás, el voluntariado ha evolucionado a todos los niveles. Por un lado, la empresa entiende el voluntariado de una forma mucho más estratégica. En los últimos años, desde Fundación Hazloposible hemos concentrado nuestros esfuerzos en cambiar la forma en que las empresas concebían y trabajaban los programas de voluntariado corporativo. Con ello, buscábamos que las organizaciones consiguieran un mayor impacto para la sociedad, la empresa y los empleados. Esto solo es posible, si alineamos los programas de voluntariado corporativo al core del negocio y requiere un proceso de planificación estratégica y diseño de la estructura del programa y sus actividades.

Hasta hace bien poco, la empresa desempeñaba un papel meramente financiador, pero en este nuevo rol ahora ya no solo quiere ser espectadora del cambio sino parte de la solución aportando personas, conocimiento y tecnología. Cada vez más navegamos hacia entornos colaborativos donde las alianzas se hacen necesarias para obtener un mayor impacto social porque los cambios solo se explican a corto plazo si todos remamos hacia la misma dirección. De hecho, Naciones Unidas, consciente de que las alianzas no solo representan una meta sino el camino para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) dedica el número 17, el último de los ODS, a las alianzas para conseguir los Objetivos.

Precisamente, con este espíritu de colaboración y co-creación trabajamos desde hace muchos años en Fundación Hazloposible, sirviendo de puente entre las empresas, las ONG y la ciudadanía. Bajo este paraguas, creamos la Red Talento Que Impacta, una red formada por 24 empresas que comparten y suman para que el voluntariado corporativo genere un efecto multiplicador. En el marco de la Red Talento Que Impacta, fomentamos el intercambio de conocimiento a través de desayunos profesionales, así como espacios de networking y consultas help desk que ayudan en la mejora de sus programas de voluntariado corporativo.  Además, desde Fundación Hazloposible trabajamos en red a través de alianzas nacionales e internacionales con partners estratégicos que son vitales para nuestra misión y nos permiten seguir en contacto con sectores y contextos muy diversos.                                                                                   

Además de las áreas de Recursos Humanos y Comunicación, en Fundación Hazloposible vemos un creciente interés por el voluntariado por parte de las áreas de Innovación, que comienzan a integrarlo en sus proyectos de intraemprendimiento. De esta tendencia al alza, importamos de Latinoamérica la metodología de voluntariado emprendedor, en donde el voluntario no solo ejecuta, sino que lidera un proyecto para dar solución a una problemática social de la mano de su empresa y con el acompañamiento 360 de Hazloposible en cada etapa de este proceso de aprendizaje para el empleado. En este sentido, otro de los cambios del que estamos siendo testigos es la mayor presencia y relevancia de un actor relativamente joven en el tejido social: el emprendedor social, que llama la atención de la empresa que busca implementar metodologías ágiles en sus organizaciones. Es por este motivo que desde la Fundación hemos abierto la participación de InGoodCompanies, el punto de encuentro del ecosistema social, a los emprendedores sociales para construir  juntos soluciones a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y que este año se celebrará el 18 de diciembre en Impact Hub.

Por otro lado, no solo el papel de la empresa ha cambiado, sino también las inquietudes de los empleados y cómo estos entienden su papel en las actividades de voluntariado. Cada vez nos encontramos profesionales que tienen acceso a un abanico muy amplio de oportunidades de voluntariado en función del tiempo y compromiso que quiera adquirir con la problemática social. Desde un voluntariado de carácter asistencial, que el empleado puede realizar incluso con su familia; hasta el empleado que contribuye poniendo a disposición de una entidad social sus habilidades para resolver un reto social. Este es el caso de los maratones pro bono, una jornada de voluntariado maratoniana en donde los voluntarios trabajan sobre una necesidad concreta que ha planteado una ONG, por ejemplo, un plan de comunicación o de fundraising. En esta misma línea, también se encuentra Ideas Con Valor, una sesión de voluntariado de alto impacto dirigida a perfiles de alta dirección para que a través de sus ideas puedan ayudar  a la entidad social a dar respuesta a su reto social.  

En este contexto, para continuar fomentando la participación de voluntarias y voluntarios, sea en la modalidad que sea, se hace indispensable el uso de la tecnología, cada vez más inmersa en nuestro día a día. Llevamos 10 años trabajando con grandes empresas evolucionando plataformas de voluntariado corporativo. Esta experiencia nos ha servido para estar a la vanguardia del voluntariado y el paso lógico era evolucionar hacia nuevos formatos. Por eso, decidimos apostar por la app de voluntariado corporativo ya que no solo facilita la gestión y reporting a los responsables de la empresa, sino que se ha desarrollado bajo criterios de usabilidad para que sea intuitiva para el usuario de la empresa y le permita compartir su voluntariado con el resto de sus compañeros en tiempo real.

Con todo ello, en 2016, desde Fundación Hazloposible llegamos a 314.000 profesionales procedentes de empresas. En este día de voluntariado no podemos estar más agradecidos y seguir trabajando de la mano de empresas y ONG para celebrar otros 314.000 más.  

Comentarios