Un plato de comida en los países desfavorecidos cuesta las ganancias de toda un día | Corresponsables.com España

Un plato de comida en los países desfavorecidos cuesta las ganancias de toda un día

Mastercard donará 100 millones de comidas a WFP como parte del compromiso de eliminar el hambre en el mundo antes de 2030

17-10-2017

Cada día, 815 millones de personas pasan hambre

El estudio demuestra que las personas en países en vías de desarrollo tienen que invertir las ganancias de todo un día de trabajo en un plato de comida, cifra que asciende en países inmersos en un conflicto civil o que sufren un colapso económico.

Según el informe de WFP y Mastercard, las diferencias entre estos países y los del primer mundo son claras. Y pone el ejemplo el estado de Nueva York, donde un plato de alubias cuesta 1,20 dólares, representando el 0,6% de la renta per cápita en dicho estado. El mismo plato en Sudán del Sur cuesta 321,70 dólares, es decir, su coste su multiplica por 268. Además, este estudio calcula el porcentaje de la renta per cápita necesario en cada país para comprar un simple plato de comida.

Las conclusiones del estudio han impulsado la determinación de Mastercard por alcanzar su objetivo, como parte de una iniciativa global, de donar 100 millones de comidas a los más necesitados en todo el mundo. “Sin comida no podemos vivir, aprender o crecer”, afirma Ann Cairns, presidenta internacional de Mastercard. “Desde nuestra compañía estamos aprovechando la tecnología y otros recursos para mejorar la vida de los más desfavorecidos y acabar con el ciclo de la pobreza. Nuestro compromiso de proporcionar 100 millones de comidas, así como nuestro acuerdo con WFP, nos acercará a un mundo libre de hambruna”.

Hambre y educación

Cada día, 815 millones de personas pasan hambre. Otro informe de WFP, realizado a partir de datos de expertos de Mastercard, demuestra la relación entre la alimentación en las escuelas con el rendimiento académico y la productividad en el futuro. En este sentido, niños que durante 10 años se beneficiaron de proyectos de comidas escolares en Sri Lanka, pasaron a ganar hasta un 5% más  de sueldo en sus trabajos. Además, un análisis coste-beneficio ha demostrado que cada dólar invertido en menús escolares tiene un retorno económico de entre 3 y 10 dólares.

La alianza entre Mastercard y WFP busca aportar programas innovadores, como menús escolares gratuitos y nutritivos, con el objetivo de aliviar algunos de los problemas relacionados con el hambre y la pobreza en todo el mundo.

Comentarios