Más de 800 millones de personas en el mundo viven con menos de 1 euro al día | Corresponsables.com España

Más de 800 millones de personas en el mundo viven con menos de 1 euro al día

17-10-2017

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, a nivel mundial, más de 800 millones de personas aún viven con menos de 1 euro al día, además de carecer de acceso a alimentos, agua potable o saneamiento adecuados. Se trata de un dato alarmante, puesto que tal y como se expone en el prefacio de Los Principios Rectores sobre la Extrema Pobreza y los Derechos Humanos, “en un mundo caracterizado por un nivel sin precedentes de desarrollo económico, medios tecnológicos y recursos financieros, es un escándalo moral que millones de personas vivan en la extrema pobreza”

El tema de la conmemoración de este año recuerda “la importancia de la dignidad, de la solidaridad y de escuchar a las personas más desfavorecidas”. El Compromiso de Acción pone de manifiesto estos valores para luchar y acabar con la pobreza, algo que también queda reflejado en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, ya que que fija la erradicación de la miseria como el objetivo fundamental y obliga a todos los países a eliminarla, mediante estrategias que garanticen el ejercicio de todos los derechos humanos y aseguren que no se deja a nadie atrás.
 
La importancia de sensibilizar al público, de la voz y de la participación activa de las personas que viven en la pobreza se reconoce a la vez en el texto de la misma Agenda y en el proceso de las consultas conducidas por las Naciones Unidas que han garantizado que las preocupaciones y prioridades de millones de pobres sean escuchadas y tomadas en cuenta. 

Acabar con a pobreza en 2030

Desde Naciones Unidas, insisten en que la pobreza no es tan solo una cuestión económica y que hay que dejar de verla como “una falta de ingresos exclusivamente”, añadiendo que “se trata de un fenómeno multidimensional que comprende, además, la falta de las capacidades básicas para vivir con dignidad”, lo que conduce a vulneraciones múltiples ( políticos, económicos, sociales y culturales) y violaciones de los derechos humanos.”Reducir la pobreza y erradicarla es por tanto una obligación de todas las sociedades”, señalan.
 
La Agenda 2030 lleva en su filosofía no dejar a nadie atrás y se aspira a erradicar la pobreza para el año 2030. En línea a ello, la directora General de la UNESCO, Irina Bokova, considera que “es necesario que los gobiernos actúen rápidamente y traduzcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en políticas eficaces respaldadas con recursos adecuados. La Agenda 2030 es ambiciosa y necesitamos medidas ambiciosas para llevarla adelante”.
 
Asimismo, ha destacado la función de liderazgo desempeñada por la UNESCO para favorecer la cooperación mediante la educación, la ciencia, la cultura, la comunicación y la información; y ha hecho un llamamiento a la cooperación: “Los planes nacionales de erradicación de la pobreza tendrán más solidez si son inclusivos e integran las voces de todos los sectores de la sociedad”.

Riesgo de pobreza y exclusión social

A finales de 2016, 117,5 millones ciudadanos de la UE (de un total de 502) estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, según datos publicados por Eurostat con motivo del Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza. España se sitúa por debajo de la media europea, quedándose en la séptima posición en un ranking de 28 países.  
 
La situación mejoró en 2015 y 2016, no obstante, el número de españoles en el umbral de la pobreza es aún 4,1 puntos porcentuales mayor que en 2008, lo que la sitúa como el tercer país donde más ha aumentado esta tasa entre 2008 y 2016, solo por detrás de Grecia (del 28,1% al 35,6%) y Chipre (del 23,3% al 27,7%). 
 
Para la UE estar en riesgo de pobreza o exclusión social implica cumplir alguno de tres supuestos: que los ingresos no alcancen el umbral de la pobreza (el 60% del ingreso nacional medio después de pagar impuestos); cuando está “severamente privada de medios materiales” (no puede pagar el alquiler, la hipoteca o las facturas, la calefacción, imprevistos...); o cuando vive en un hogar con muy baja intensidad laboral (donde los mayores de 18 años no estudiantes hayan trabajado menos del 20% de su potencial de trabajo en el último año). 
 
Siguiendo esas premisas, Eurostat constata que un 23,4% de los europeos está en riesgo. El miembro de la UE con el menor porcentaje de personas en esa situación es la República Checa, con un 13,3%. Po el contrario, España alcanza un 27,9%, lo que se traduce en un total de 12,82 millones de personas en riesgo.
 

Comentarios