La interrelación entre el hambre y los conflictos | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos

La interrelación entre el hambre y los conflictos

27-11-2017

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), WFP y la FAO han celebrado en Madrid la jornada ‘El hambre y malnutrición hoy: informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo en 2017’ para reflexionar y debatir sobre las conclusiones de dicho informe publicado por la ONU anualmente.

Jaime Haddad, subsecretario del MAPAMA ha inaugurado la sesión apuntando que “la agricultura, silvicultura y pesca sostenibles son imprescindibles para la eliminación del hambre y la pobreza”. Así lo ha asegurado al recordar datos de 2016 que revelan que 815 millones de personas en el mundo viven sin alimento suficiente.  Asimismo, el Subsecretario ha reconocido que los objetivos para 2030 en materia de hambre y pobreza requieren “adecuar nuestras conductas a las premisas de sostenibilidad económica, social y ambiental, en todos los ámbitos de nuestras actuaciones”.

Ignacio Trueba, representante especial de la FAO en España, ha presentado las principales conclusiones del informe explicando que el incremento del hambre se debe en gran medida a la proliferación de conflictos violentos y de perturbaciones vinculadas al cambio climático, además de a las crisis económicas. En este sentido, ha hecho especial hincapié al preocupante aumento de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad, que afecta tanto a los países en vías de desarrollo como a las sociedades desarrolladas, entre las que se incluye España. Trueba ha concluido su intervención recordado a los asistentes que “la lucha contra el hambre es responsabilidad de todos”, como también lo es plantear un cambio de paradigma orientado hacia soluciones sostenibles y duraderas.

Al igual que Trueba, Jennifer Nyberg, jefa de la oficina en Madrid del Programa Mundial de Alimentos (WFP), ha profundizado en cómo los conflictos –cada vez más agravados por el cambio climático- constituyen uno de los principales motivos del resurgir del hambre y de muchas formas de malnutrición. “En la última década, el número de conflictos ha aumentado de forma dramática y se han vuelto más complejos. Muchos de los conflictos recientes ocurren en zonas rurales; en consecuencia, la agricultura y los medios de subsistencia de los más pobres son directamente dañados, causando inseguridad alimentaria y malnutrición” ha señalado Nyberg, que añadió que “Las crisis pueden ser oportunidades para fomentar un cambio social”, ha explicado Nyberg.

Carmelo Angulo, presidente del Comité Español de Unicef, ha incidido en los dramáticos efectos que la falta de alimentos y una inadecuada nutrición tienen para los niños. Unos 155 millones de niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica (estatura demasiado baja para su edad), según el informe, mientras que 52 millones sufren de desnutrición aguda, lo que significa que su peso es demasiado bajo para su estatura. Se estima además que 41 millones de niños tienen sobrepeso.

Marta Cimas, subdirectora general de Relaciones Internacionales y Asuntos Comunitarios del MAPAMA ha cerrado la ronda de intervenciones asegurando que "el Ministerio está absolutamente comprometido en el cumplimiento de los ODS y de las metas de la Agenda 2030 y su estrategia se dirige a cumplir las obligaciones que, en el ámbito de sus competencias, le corresponde llevar a cabo", ha destacado.

Comentarios