La inversión en tecnología de bajas emisiones evitaría millones de muertes prematuras | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas

La inversión en tecnología de bajas emisiones evitaría millones de muertes prematuras

13-03-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Cumplir con los objetivos del Acuerdo de París sobre Cambio Climático empleando la inversión en tecnología de bajas emisiones ahorraría a los gobiernos alrededor de 54 billones de dólares para mediados de siglo, según un nuevo informe que destaca Naciones Unidas. Invertir en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sería mucho más barato que pagar los costes de salud asociados con el aire contaminado y también evitaría millones de muertes prematuras, tal y como apuntan los autores de un estudio publicado en The Lancet Planetary Health.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 92% de las personas que viven en las ciudades no respira aire limpio, y 6,5 millones de personas mueren cada año debido a la mala calidad del aire ambiente. El informe también describe posibles políticas climáticas que tendrían un impacto inmediato y positivo tanto en la salud como en las economías de las sociedades del mundo. "Eliminar los combustibles fósiles e implementar impuestos sobre el carbono podría, si se diseñan adecuadamente, mejorar la salud, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, redistribuir la riqueza y estimular el empleo", afirman los autores.

La quema de combustibles fósiles en vehículos de motor, las operaciones de instalaciones industriales y el uso de energía sucia para calefacción, cocina e iluminación residencial son las principales causas de la mala calidad del aire. "La buena noticia es que la contaminación del aire ambiente puede controlarse y las enfermedades que causa evitarse. La contaminación del aire ambiente no es la consecuencia inevitable del crecimiento económico moderno. Las ciudades y los países deberán cambiar a fuentes de energía no contaminantes, alentar los desplazamientos activos, mejorar sus redes de transporte, y rediseñar los procesos industriales para eliminar los desechos. El modelo de crecimiento económico tradicional debe transformarse por otro de economía limpia, sostenible y circular ", afirma el Dr. Phillip J Landrigan, epidemiólogo estadounidense y defensor principal de la salud infantil.
 

Alianza entre la ONU y la Fundación Rockefeller

La ONU está actualmente intensificando sus esfuerzos para combatir la contaminación atmosférica y el cambio climático a través de acuerdos internacionales como es el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, o mediante campañas como BreatheLife 2030, una colaboración entre el Programa Ambiental de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud que tiene como objetivo ayudar a las ciudades a medir y establecer objetivos para reducir los contaminantes del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Además la parcela de Cambio Climático de la ONU, junto con la Fundación Rockefeller, se han embarcado en un proyecto para arrojar luz sobre posibles acciones orientadas a equilibrar la salud humana y la del planeta al mismo tiempo. Así, 'Momentum for Change: Planetary Health' reconoce y muestra soluciones novedosas que permitan el desarrollo de comunidades saludables y la buena gestión de los ecosistemas naturales.

 

Comentarios