Islandia y Alemania, un poco más cerca de poner fin a la brecha salarial | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Gobernanza,  Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Grandes empresas

Islandia y Alemania, un poco más cerca de poner fin a la brecha salarial

En ambos países han entrado en vigor en 2018 nuevas leyes contra la discriminación salarial entre hombres y mujeres

08-01-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Con la crisis económica, Islandia demostró lo diferente que es este país al resto del mundo. Con apenas 320.000 habitantes, decidieron no rescatar a los bancos y, de hecho, condenaron a prisión a muchos de los banqueros que causaron el colapso de 2008.

Ahora, el que un día fuera el país más feliz del mundo, ha conseguido dar portazo a uno de los grandes retos globales: la discriminación salarial de las mujeres, una situación a la que no pondremos fin hasta 2086. Desde el 1 de enero de 2018, las compañías de más de 25 empleados que operen en Islandia están obligadas a hacer públicos los salarios de sus empleados.  

Tras hacer pública esa información, si se descubre alguna empresa en la que un hombre y una mujer realicen el mismo trabajo pero con una retribución dispar, la compañía podrá ser sancionada económicamente, aunque el Gobierno aún no ha especificado la cuantía de la multa. Con esta innovadora medida del Gobierno de coalición entre el partido Independencia y el partido Progreso y Los Verdes, Islandia se convierte en el primer país del mundo en aplicar este tipo de políticas de igualdad.

Poner fin a la brecha salarial entre hombres y mujeres es una de las reivindicaciones históricas del país nórdico. De hecho, en los últimos 40 años las mujeres han hecho huelga en cuatro ocasiones para protestar por este tipo de discriminación laboral. Dejaron sus trabajos para protestar por sus derechos en 1975, 1985, 2005 y 2010.  

Alemania: más transparencia en la información salarial

Además de Islandia, también Alemania ha comenzado 2018 con la entrada en vigor de una ley contra la discriminación salarial. Desde el 1 de enero, las trabajadoras alemanas pueden preguntar a sus empresas por el salario de sus compañeros varones que realicen el mismo tipo de trabajo. Sin embargo, esta ley solo afecta a las empresas con más de 200 trabajadores, que deberán responder a la solicitud de información de las mujeres aunque no tienen la oblgiación de revelar un salario concreto. Simplemente deben informar, en un plazo máximo de tres meses, sobre la mensualidad media bruta de al menos seis homólogos con el mismo puesto de trabajo.

Por otra parte, la nueva ley contra la discriminación salarial insta a las empresas de más de 500 empleados a examinar de forma regular – y voluntaria- sobre su estructura salarial y la paridad en los sueldos.

Noticias relacionadas

NO HAY DATOS

Comentarios