La discriminación laboral de la mujer tiene repercusión en su vejez | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Administraciones y Empresas Públicas

La discriminación laboral de la mujer tiene repercusión en su vejez

Las mujeres pensionistas perciben casi 6.000 euros anuales menos que los hombres al año

13-02-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Las mujeres y los jóvenes suelen ser los colectivos más discriminados en el mundo laboral. Los primeros por cuestión de sexo y los segundos por su temprana edad. Puede que los jóvenes, a medida que cojan experiencia y formación consigan escalar posiciones y mejorar si situación laboral. Las mujeres, sin embargo, se encuentran en una situación de discriminación laboral prácticamente durante toda su vida. Cuando son jóvenes por ser jóvenes;  más adelante por la maternidad y la dificultad para conciliar y, durante la vejez, con pensiones más bajas debido a la desigualdad cosechada durante toda su vida laboral.  

Son conclusiones que se desprenden del informe de UGT  El sistema de pensiones agranda la brecha de género, presentado por el sindicato en Madrid. Según esta publicación, las mujeres representan el 73% de quienes perciben las pensiones más bajas de nuestro país. Además, más de un millón y medio tienen una pensión que no alcanza los 500 euros (el triple que los hombres), una cifra que se dispara hasta los tres millones de mujeres si ponemos el foco en las que perciben una pensión por debajo de los 700 euros.

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, ha denunciado que las peores condiciones de las mujeres en el mercado de trabajo repercuten en que en la vejez sean más pobres que los hombres, de tal forma que, si la brecha salarial se sitúa en torno al 23%, la brecha media en las pensiones contributivas supera el 37%.  “Si a las mujeres nos roban en nuestros salarios, cuando estamos trabajando, cuando llegamos a la jubilación nos siguen penalizando”, alerta Antoñanzas, quien recuerda también que es ell colectivo femenino quien más contratos a tiempo parcial y temporal tiene y quien más interrupciones sufre en su carrera profesional, algo que, indiscutiblemente, se ve reflejado en las pensiones de jubilación.

Según Antoñanzas, esta discriminación laboral de la mujer provoca que, con las mismas circunstancias que un hombre (edad, entrada en el mercado de trabajo, etc.) la mujer tendría que retrasar su edad de jubilación un año para alcanzar los años necesarios de cotización y, a pesar de todo, el hombre percibiría más del doble que la pensión que recibe la mujer. De hecho, a día de hoy, las mujeres pensionistas perciben casi 6.000 euros anuales menos que los hombres al año (5.896,1 euros anuales)

Una Ley de Igualdad para combatir la discriminación laboral de la mujer

Antoñanzas ha afirmado que para “UGT es fundamental hacer cambios” y ha exigido la puesta en marcha de la ley de igualdad, “indispensable para reducir la brecha que existe en pensiones”. Una Ley de Igualdad que incumple el 74% de las empresas españolas y que queda en papel mojado en las entidades públicas.

Desde el sindicato consideran que esta ley debe erradicar las discriminaciones en el mercado laboral y adoptar medidas de protección social para garantizar que los salarios y los derechos sociales, incluidas las pensiones, de las mujeres estén en consonancia con el principio de igualdad de retribución entre trabajadores y trabajadoras por un trabajo de igual valor. 

Asimismo, la vicesecretaria general de UGY ha recordado otras propuestas y exigencias del sindicato al Gobierno, tales como: modificar el cálculo de las pensiones de jubilación para quienes trabajan a tiempo parcial, de manera similar a quienes trabajan a tiempo completo; o que el Gobierno adopte las recomendaciones del Parlamento Europeo para corregir la brecha salarial y en materia de pensiones entre mujeres y hombres.

La repercusión de discriminación laboral de la mujer

El informe presentado por UGT destaca que casi la mitad de las personas que perciben una pensión contributiva son mujeres (el 48,17%), pero es un 37,35% menor que la que perciben los hombres.

Además, independientemente del Régimen al que las mujeres hayan cotizado, la cuantía media de sus prestaciones es inferior a la de los hombres. De hecho, los hombres suponen el 80,38% de quienes reciben pensiones entre 1.800 y 2.000 euros y el 83,02% entre quienes perciben pensiones por encima de los 2.000 euros; y el número de hombres que perciben la pensión máxima (24.912) triplica al de las mujeres (8.880).

Por comunidades autónomas, Cataluña es donde hay más mujeres jubiladas (438.455). Sin embargo, las pensiones cuya cuantía es más elevada son para las mujeres de Madrid, Melilla, Ceuta, País Vasco y Navarra, aunque en ninguno de los casos estas pensiones superan los 1.000 euros.

Noticias relacionadas

NO HAY DATOS

Comentarios