Unicef necesita cerca de 3.000 millones de euros en 2018 para proporcionar asistencia humanitaria | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

Unicef necesita cerca de 3.000 millones de euros en 2018 para proporcionar asistencia humanitaria

117 millones de personas carecen de acceso a agua potable

31-01-2018
Una niña en Irak se lava la cara en una escuela rehabilitada por Unicef/ Foto: UNICEF/UN068271/Anmar
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



UNICEF ha presentado su informe Acción Humanitaria para la Infancia 2018, con el que hace un llamamiento por valor de 3.600 millones de dólares (2.920 millones de euros) para proporcionar asistencia humanitaria a los 48 millones de niños que viven en 51 países en situación de emergencia.

Actualmente, casi uno de cada cuatro niños vive en un país afectado por un conflicto o un desastre. La infancia de estos niños “ha sido golpeada por conflictos o desastres naturales, su sufrimiento es inimaginable y no vamos a dejarlos solos”, afirma Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español.

El 84% de la financiación que Unicef necesita este año servirá para trabajar en países afectados por crisis humanitarias derivadas de la violencia y el conflicto. En concreto, la mayor partida de este llamamiento es para los niños y familias atrapados en el conflicto en Siria. UNICEF pide casi 1.300 millones de dólares para dar apoyo a 6,9 millones de niños que están tanto dentro del país como refugiados en los países vecinos.

El representante de UNICEF en Siria, Fran Equiza, ha intervenido en el lanzamiento del HAC en Madrid para acercar la situación de los niños de Siria tras casi siete años de guerra: “Los niños sirios solo quieren tener una infancia normal y poder acceder a una educación que les permita tener un futuro digno. Cuando les preguntas qué necesitan, piden educación”.

Acceso a agua potable

La propagación de enfermedades transmitidas a través del agua es una de las grandes amenazas para los niños que viven en crisis. Los ataques a las infraestructuras de agua y saneamiento –que son tácticas de asedio que impiden el acceso a agua potable- y los desplazamientos forzosos en las zonas sin infraestructuras de agua y saneamiento dejan a los niños y sus familias en riesgo de depender de agua contaminada y saneamiento inseguro. 

117 millones de personas carecen de acceso a agua potable, y en muchos países afectados por conflictos mueren más niños debido a enfermedades causadas por agua sucia y un saneamiento pobre que por la violencia directa”, explica el director de programas de emergencia de UNICEF, Manuel Fontaine. “Sin acceso a agua y saneamiento los niños enferman, y a menudo no pueden recibir tratamiento porque los hospitales y los centros de salud no están en funcionamiento o están saturados. La amenaza es mayor porque millones de niños se enfrentan a niveles de desnutrición que ponen en riesgo su vida, lo cual les hace más susceptibles a las enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera. Esto crea un círculo vicioso de desnutrición y enfermedad”.  

UNICEF proporciona más de la mitad de los servicios de emergencia de este ámbito en las crisis humanitarias de todo el mundo.

Comentarios