¿Hacia dónde evoluciona el voluntariado corporativo? | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  PYMES

¿Hacia dónde evoluciona el voluntariado corporativo?

05-12-2017



En apenas unos meses habrán pasado 10 años del primer congreso de voluntariado corporativo que se celebró en toda Europa. Fue en Valencia, y de ese congreso surgió la idea de poner en marcha una red que nos permitiera mantener el contacto y seguir aprendiendo entre todos: Voluntare.

Recuerdo que las experiencias españolas que se contaron en el congreso eran muy incipientes y nos quedábamos realmente impresionados con lo que nos traían desde EEUU, Inglaterra o América Latina. Hoy la situación es bien distinta, pero esta es una historia de la que ya os haremos partícipes dentro de poco. Estoy seguro que ese décimo aniversario va a dar mucho de lo que hablar.

Hace ya años que el voluntariado corporativo está consolidado en todo el mundo, siguiendo un proceso que ha evolucionado a distintos ritmos, con algunos hitos relevantes como el Año Europeo del Voluntariado en 2011, que impulsó notablemente este fenómeno social en Europa. A fecha de hoy, se puede afirmar que el voluntariado corporativo está implantado y con perspectivas de crecimiento muy importantes.

Pero, ¿hacia dónde evoluciona?

Para tratar de responder a esta cuestión, Voluntare ha puesto en marcha un área de innovación, cuyo fin es tratar de analizar cuáles son las principales tendencias y hacia dónde evoluciona el voluntariado corporativo. Una información de gran valor para aquellas organizaciones que necesitan tomar decisiones estratégicas sobre sus programas de voluntariado.

Este área ha sido el encaramado de elaborar el primer informe sobre tendencias e innovación en el voluntariado corporativo, que se presentará el próximo 14 de diciembre en la sede de Repsol en Madrid. En dicho informe, además de analizar estudios y publicaciones de todo el mundo, se ha contado con la participación de 14 expertos de todo el mundo, con quienes hemos debatido largo y tendido sobre cómo prevén será el voluntariado corporativo de la próxima década. Se trata tanto de organizaciones públicas como Naciones Unidas, redes de voluntariado como IAVE, el Centro Europeo de Voluntariado, IMPACT2030 o la propia Voluntare, expertos académicos o empresas con programas de voluntariado corporativo referentes como Telefónica, IBM o KPMG. La verdad es que ha sido un verdadero placer haber coordinado y redactado dicho informe, que nos da las pistas necesarias para ir pensando en cómo impulsar, mejorar y hacer más estratégico nuestro programa de voluntariado.

Por no anticipar demasiadas claves recogidas en el informe, si que me atrevo a adelantar algunas conclusiones, así como algunos de los datos más estacados recogidos en él. Por ejemplo:

  • Se percibe como una clara tendencias el hecho de buscar una mayor alineación de los programas de voluntariado hacia objetivos de negocio de las empresas, aportando un mayor valor estratégico e impacto en la compañía.
  • También una mayor alineación de los programas de voluntariado corporativo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, o programas de voluntariado donde se cuida al máximo la experiencia del voluntario y se diseñan de forma que cada vez tengan un rol más activo.
  • Del mismo modo, otro elemento innovador es el hecho de tratar de “customizar” nuestras propias causas, buscando alinear al máximo aquello que como empresa y empleados pueden aportar a la sociedad.

Y por aportar algunos datos que nos han parecido especialmente relevantes, cada vez más empresas ofrecen oportunidades de voluntariado a lo largo de todo el año y no solo en épocas concretas (un 38% en 2013 frente a un 60% en 2015). Es decir, se consolidan los programas con una mayor presencia temporal frente a los de actividades concentradas en el tiempo, lo cual está alineado con la necesidad de buscar programas de voluntariado con el mayor impacto social posible.

O que las dos principales causas que hacen que nuestros voluntarios repitan son sentir que lo que hacen es útil (90%) y provocar cambios reales en las comunidades en las que actúan (88%). Es decir, los voluntarios valoran por encima de todo sentir que lo que hacen tiene un impacto social. Esto es especialmente relevante con las nuevas generaciones de empleados, quienes además, dan mayor valor a las oportunidades de voluntariado que les permitan usar sus competencias (66% frente al 45% de la franja 45-55 años), así como el poder hacer voluntariado con su equipo o compañeros de trabajo (64% frente al 42%).

Creo que el voluntariado corporativo ha evolucionado mucho en la última pero lo mejor está por venir. Conocer ciertas claves de futuro sin duda nos hará disponer de una visión más adecuada para afrontar estos próximos años que se presentan apasionantes.

Ahí estará Voluntare para acompañaros.

Comentarios