Una historia de emprendimiento que no ha hecho más que comenzar | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Telecomunicaciones

Una historia de emprendimiento que no ha hecho más que comenzar

19-12-2017
Ana Segurado, directora de Fondos de Innovación de Telefónica Open Future_
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



El desarrollo que se ha producido en estos últimos años en el ámbito de las TIC, con el 4G, el Big Data, el IoT o el Cloud Computing o la Inteligencia Artificial, ha permitido que se rompan las fronteras físicas. Ahora es posible que cuatro personas con talento y una idea en común puedan trabajar perfectamente en su proyecto, y que puedan hacerlo con los mismos recursos que cualquier empresa puntera. Este desarrollo ha animado a emprendedores de todo el mundo, sobre todo a aquellos cuyas soluciones tienen una base tecnológica, a apostar firmemente por su iniciativa empresarial, lo que ha supuesto un crecimiento exponencial en el número de startups que buscan solucionar problemas propios de cada sector, y también  ha servido de base para que cada cierto tiempo alguna idea disruptiva, original, irrumpa desde cualquier punto del Planeta y que ayude a transformar algún sector de la economía, o la forma de relacionarnos.

En 2011, cuando Wayra comenzó su andadura, desde Telefónica detectamos el desarrollo de este fenómeno y la consecuente necesidad de crear ecosistemas locales que retuvieran el incipiente talento, principalmente en Latinoamérica, y evitar su salida hacia las grandes mecas del emprendimiento, como son Silicon Valley o Israel. Fuimos pioneros en la creación de aceleradoras corporativas, convirtiéndonos casi sin quererlo en referencia de muchas otras corporaciones. 

En este tiempo las aceleradoras corporativas se han consolidado como modelo de innovación y emprendimiento. Ahora todas las grandes empresas saben que tienen que seguir investigando, innovando, pero también entienden que esa innovación propia tiene que completarse con la que tiene lugar más allá de sus paredes, por parte de esos millones de emprendedores, cada vez más maduros y exigentes, que también son conscientes de que las grandes compañías pueden ser quienes les madure el proyecto o incluso su principal cliente. Hemos pasado de la nada a que haya aceleradoras prácticamente en todas las industrias, y en estos años España ha sido capaz de crear un ecosistema que en general se encuentra en una buena posición, pero que necesita que se produzcan más casos de éxito para incentivar a inversores y emprendedores, más empleados de empresas exitosas que se animen a crear nuevas startups, una mayor implicación por parte de las Administración con respecto al tratamiento fiscal y de constitución de las startups, así como del estamento educativo en favor de impulsar el emprendimiento como una forma de vida y de desarrollo profesional. Actualmente no existe falta de capital, recursos e iniciativas, y el emprendedor con un buen proyecto que no encuentra inversión y/o apoyo es porque no se mueve lo suficiente.

Telefónica Open Future_ es la plataforma global que desde 2014 integra actualmente todas las iniciativas de innovación abierta, emprendimiento e inversión del grupo Telefónica (Think Big, Talentum Startups, Crowdworking, Wayra, Fondos de inversión Amérigo, Fondos corporativosTelefónica Ventures) mediante una red global que se abre a la incorporación de socios externos que quieran desarrollar sus propias estrategias de emprendimiento e inversión, y conectarlas con grandes empresas. Y desde aquí también somos conscientes de la necesidad de evolucionar nuestro modelo de relación con emprendedores y startups consistente hasta ahora en acompañarles en todas las fases de su proceso de crecimiento, para buscar otros modelos más personalizados de interacción con ellas.

Se trata, por lo tanto, de poner más foco en aquellas startups a las que realmente podamos dar un impulso a su negocio, que en fijarnos en la madurez que tienen. Queremos acompañar a los emprendedores no sólo desde el punto de vista de inversión, sino también a la hora de darles un soporte real que les haga crecer como empresa.

Las aceleradoras corporativas formamos parte de un proceso vivo, dinámico, que se está reescribiendo constantemente, y si queremos seguir siendo de utilidad, máxime ahora que hay tantas opciones posibles en el mercado, tenemos la obligación de seguir evolucionando nuestra oferta. Esta renovación será la que nos permitirá que continuemos cumpliendo nuestro papel en la relación de simbiosis que mantenemos con emprendedores y startups y, consecuentemente, aportando nuevas soluciones disruptivas a los problemas y dilemas a los que la sociedad se enfrenta.

Wayra fue iniciativa fue pionera en su momento y también el primer peldaño de la escalera que desde 2014 es Telefónica Open Future_. En este tiempo hemos analizado más de 54.000 propuestas de emprendimiento, acelerado más de 1.700 startups y tenemos presencia en 17 países. Hoy tenemos la certeza de que en aquellos inicios en los que no teníamos referentes sobre los que asentar nuestra experiencia fuimos capaces de establecer unas bases sólidas de una historia de emprendimiento que no ha hecho más comenzar.

Noticias relacionadas

NO HAY DATOS

Comentarios